«Ugly Shoes»: Los zapatos más feos del verano están de moda

«Ugly Shoes»: Los zapatos más feos del verano están de moda

La moda sigue fijándose en elementos alejados de los cánones de belleza establecidos y ahora supera sus límites con tendencias premeditadamente feas. La regla de tres es sencilla: Cuanta más repulsión cause a primera vista, más terminarás adorándolo.

Los coleteros enormes, las riñoneras y los ugly shoes (zapatos feos) son los must del verano. Condenados durante décadas al fondo de nuestro armario, protagonizan los looks más polémicos. ¿Se trata de llamar la atención o simplemente llevar la contraria a todo el mundo que no entiende cómo puedes llevarlo?

Es cierto que el marketing nostálgico que evoca sentimientos en el consumidor ahora se lleva, pero los revivals de los 80 regresan después de haber sido desterrados por su fealdad.

Dentro de la categoría de ugly shoes existen un sinfín de modelos. Pero para no confundir entre zapato feo o zapato feo trendy aquí va una lista de los 3 modelos más odiados y deseados a su vez. La polémica está servida:

– BIRKENSTOCK: El insólito fetiche del mundo de la moda. La versión deluxe de la mítica sandalia que los guiris llevan con calcetines, ha llegado para quedarse. Y aunque sean muchas las haters que los califican como “zapatos ortopédicos” tienen un séquito de fans dispuesto a implantarlos como la tendencia del verano.

ugly– ADILETTE: Las chanclas piscineras han sufrido un comeback fuera de lo común y de las zonas de baño. El referente por excelencia: Adidas y sus famosas chancletas blancas y azul marino.

ADIDAS

– CANGREJERASEl zapato de plástico que nuestras madres nos obligaban a llevar para ir a la playa y no ensuciarnos con la arena, ha vuelto pero para quedarse en el asfalto. Una propuesta para las más arriesgadas con infinitud de colores y hasta con tacón.

cangrejeras

¿Si no vinieran impuestas como tendencia, realmente terminaríamos amándolas?

Sobre el autor

Avatar

Juan Francisco Jimenez JacintoAulanews

Ver todos los posts de Juan Francisco Jimenez Jacinto

Deja un comentario