Di adiós a las compras compulsivas

Di adiós a las compras compulsivas

 

Comprar ropa constantemente es la consecuencia de la presión social para conseguir falsas promesas de éxito y felicidad. Estamos en época de hacer cambio de armario y con él, de enamorarnos de las nuevas colecciones que inundan las tiendas.

Los consumidores estamos muchas veces perdidos a la hora de comprar. ¿Cuál es la forma más responsable? ¿En qué nos tenemos que fijar?. Una gran recomendación es invertir minutos extra en encontrar el producto que mejor combine contigo y no comprar por impulsos. Eso ahorrará a largo plazo mucha frustración debido a prendas que no te hacían falta o ya no te quedan bien.

Nos tenemos que hacer una serie de preguntas: ¿Necesito lo que voy a comprar? ¿Me convence la calidad? ¿Tengo algo parecido?. Muchas veces compramos la ropa que estamos acostumbrados a llevar y la que tenemos es muy parecida.

Un buen truco es tener una lista de cosas que necesitas antes de salir de casa, hacer previamente una limpieza de armario para valorar lo que tenemos o no tenemos y comprar únicamente las cosas que te necesitemos o nos “enamoren” de verdad. Hacer inventario de armario funciona para no repetirnos y también para conseguir las mejores combinaciones.

Además para vernos distintos con la ropa que ya tenemos, debemos pensar con los mejores aliados: ¡Los complementos! Son más económicos y nos darán el toque clave que el conjunto necesita.

Sobre el autor

Avatar

Juan Francisco Jimenez JacintoAulanews

Ver todos los posts de Juan Francisco Jimenez Jacinto

Deja un comentario