Similitudes en deportes: ¿por qué el ballet y el futbol americano son parecidos?

El ballet y el fútbol americano generalmente se ven como dos deportes completamente diferentes, debido a que uno se inclina más hacia el lado femenino y delicado en comparación con el fútbol, que es más rápido y un poco agresivo. La disciplina en una clase de ballet simplemente significa aprender, practicar y demostrar comportamientos esperados. Un instructor de ballet exige respeto de parte de sus estudiantes. En el fútbol la disciplina y los fundamentos son la clave de cada juego. Es importante que cada jugador entienda y realice su trabajo adecuado al partido. Entrenamiento diario Normalmente un estudiante de ballet práctica entre 5 a 8 horas al dia. Cuando se acerca los días a sus presentaciones, llegan a trabajar hasta 10 horas al dia. Las clases varían dependiendo en el estilo de baile. Una clase a veces puede ser de dos horas dividiéndose en niveles de intensidad, la primera hora siendo estiramientos y calentamientos en la barra de ballet y la otra hora es al centro con combinaciones de baile más elevadas y rápidas. Un jugador de fútbol americano habitualmente práctica entre 2 a 8 horas al dia. Sus prácticas consisten de específicos ejercicios para aumentar la resistencia. Los entrenadores tienden a dedicar las primeras dos horas y media a calentamientos que se dividen aproximadamente en 30 minutos a ejercicios de estiramiento y agilidad, una hora en habilidades y técnicas y una hora de repaso por equipo o juego. Riesgos en ambos deportes Un bailarín puede poner su carrera completa en riesgo si se llega a herir. Cuando los bailarines hacen ciertos brincos tienen que entrenar sus cuerpos a caer de una forma para no dañar sus columnas, piernas o pies. Muy pocas prácticas son de contacto total ya que el riesgo de lesión es demasiado alto. Los jugadores a veces llevan almohadillas y se puede producir un contacto leve, pero rara vez habrá una velocidad máxima con golpes y trastos. Igual que el ballet, un jugador de Fútbol puede llegar a poner su carrera en riesgo si es que se lesiona gravemente por lo cual tratan de arriesgarse lo menos posible durante prácticas. Los entrenamientos, nivel de intensidad y riesgos llegan a ser muy similares entre el ballet y futbol americano. Un instructor de ballet exige lo mismo que un entrenador de fútbol a sus estudiantes o equipo. Un bailarín dedica la mayor parte de su tiempo a practicar y ensayar igual que un futbolista a entrenar. En cada ensayo o entrenamiento, tienen que tener la mayor precaución posible ya que se arriesgan cada segundo a una lesión que puede acabar con su carrera. Cada uno con sus riesgos y sus sueños a triunfar.

User Rating: 4.4 ( 1 votes)
0

El ballet y el fútbol americano generalmente se ven como dos deportes completamente diferentes, debido a que uno se inclina más hacia el lado femenino y delicado en comparación con el fútbol, que es más rápido y un poco agresivo.

La disciplina en una clase de ballet simplemente significa aprender, practicar y demostrar comportamientos esperados. Un instructor de ballet exige respeto de parte de sus estudiantes. En el fútbol la disciplina y los fundamentos son la clave de cada juego. Es importante que cada jugador entienda y realice su trabajo adecuado al partido.

Entrenamiento diario

Normalmente un estudiante de ballet práctica entre 5 a 8 horas al dia. Cuando se acerca los días a sus presentaciones, llegan a trabajar hasta 10 horas al dia. Las clases varían dependiendo en el estilo de baile. Una clase a veces puede ser de dos horas dividiéndose en niveles de intensidad, la primera hora siendo estiramientos y calentamientos en la barra de ballet y la otra hora es al centro con combinaciones de baile más elevadas y rápidas.

Un jugador de fútbol americano habitualmente práctica entre 2 a 8 horas al dia. Sus prácticas consisten de específicos ejercicios para aumentar la resistencia. Los entrenadores tienden a dedicar las primeras dos horas y media a calentamientos que se dividen aproximadamente en 30 minutos a ejercicios de estiramiento y agilidad, una hora en habilidades y técnicas y una hora de repaso por equipo o juego.

Riesgos en ambos deportes

Un bailarín puede poner su carrera completa en riesgo si se llega a herir. Cuando los bailarines hacen ciertos brincos tienen que entrenar sus cuerpos a caer de una forma para no dañar sus columnas, piernas o pies. Muy pocas prácticas son de contacto total ya que el riesgo de lesión es demasiado alto. Los jugadores a veces llevan almohadillas y se puede producir un contacto leve, pero rara vez habrá una velocidad máxima con golpes y trastos. Igual que el ballet, un jugador de Fútbol puede llegar a poner su carrera en riesgo si es que se lesiona gravemente por lo cual tratan de arriesgarse lo menos posible durante prácticas.

Los entrenamientos, nivel de intensidad y riesgos llegan a ser muy similares entre el ballet y futbol americano. Un instructor de ballet exige lo mismo que un entrenador de fútbol a sus estudiantes o equipo. Un bailarín dedica la mayor parte de su tiempo a practicar y ensayar igual que un futbolista a entrenar. En cada ensayo o entrenamiento, tienen que tener la mayor precaución posible ya que se arriesgan cada segundo a una lesión que puede acabar con su carrera. Cada uno con sus riesgos y sus sueños a triunfar.

Sobre el autor

Maria Jose Casillas Rivera

Maria Jose Casillas RiveraEstudiante de intercambio de Estados Unidos. He participado en el noticiero, radio y periódico de La Universidad de Incarnate Word en San Antonio, Texas. Actualmente estoy estudiando comunicación en bilingüe. Me apasiona viajar y sumergirme en diferentes culturas.

Ver todos los posts de Maria Jose Casillas Rivera

Deja un comentario