Aguantar el chaparrón en Semana Santa

Cura sujetando hojas de palma durante Semana Santa
Cura sujetando hojas de palma durante Semana Santa / Grant Whitty en Unsplash
Cristina Reverte Roca Cristina Reverte Roca

Por estas fechas, si fuese un año normal, mucha gente estaría mirando al cielo preguntándose qué tiempo haría para irse fuera de sus respectivas ciudades en Semana Santa. Incluso las cofradías y los fieles estarían pendientes de la meteorología durante estos días.

Sin embargo, lo que ha sucedido estos primeros meses de 2020 lo ha estropeado todo. Llevado al extremo por el confinamiento forzoso y preventivo a causa de la virulencia del coronavirus, provocando un encierro domiciliario que ha evitado pensar en la posibilidad de irse fuera para estas vacaciones o celebrar las fiestas.

En Semana Santa

La Semana Santa, del 5 al 12 de abril, ha caído bastante pronto en comparación con años anteriores. Los pronósticos meteorológicos hubiesen dejado unos días algo complicados, sobre todo marcados por vientos de levante, precipitaciones y humedad.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), hasta el 5 de abril, Domingo de Ramos, con una “inestabilidad generalizada”. Y aunque la situación se vaya estabilizando, el organismo todavía  no precisa «las zonas afectadas» ni descarta «precipitaciones en cualquier punto de la Península y Baleares”

La AEMET afirma que durante esos días “las temperaturas sufrirán un descenso en general, con heladas en amplias zonas de la mitad norte y aumentarán a partir del miércoles 1”.

Paraguas durante el mal tiempo en Barcelona
Paraguas durante la lluvia en Barcelona / Craig Whitehead en Unsplash

Menos informes

La COVID-19, aunque no lo parezca, también afecta a los departamentos de meteorología. Muchos de los modelos meteorológicos hacen sus informes de referencia de observaciones del tiempo a través de las informaciones de vuelos comerciales. Sin embargo, debido a la crisis de la pandemia, muchos de estos últimos han dejado de funcionar.

El Centro Europeo de Predicción (ECWMF) explica que sus miembros rechazan algunos informes por ser casi duplicados o de “mala calidad”. La institución hizo un análisis del 3 de marzo al 23 de marzo. En este, se puede ver una reducción de un 65% de los informes recibidos comparados al día 3. El ECWMF señaló que globalmente la bajada fue del 42% y posiblemente esta caída continúe.

 

Cristina Reverte Roca

Soy estudiante de Periodismo en la Universidad Abat Oliba CEU de Barcelona. Me encanta escribir y suelo tener la cabeza metida en algún libro. Amante de la música y el arte y viajar. También, soy de verme varias temporadas de una serie en un día en la comodidad de un sofá acompañada de una manta.