La otra cara de la pandemia

La otra cara de la pandemia

El confinamiento por el coronavirus está ofreciendo actitudes ejemplares entre los ciudadanos

En tiempos de crisis, sobre todo en una pandemia, siempre es más fácil mirar hacia el lado negativo. Pero, para mantener la salud mental, es importante encontrar una motivación positiva que ayude a hacer el día a día más ameno. El pensamiento positivo no eliminará el problema, pero ayudará a afrontarlo.

Aunque la pandemia del coronavirus afecte a las sociedades del mundo muchas veces de manera negativa, este ha hecho otras cosas muy buenas por ella y por el planeta. Un momento de pausa mundial que beneficia a todos de diferentes maneras.

Tiempo en familia

Día a día, las familias se ven afectadas por la rutina: el trabajo de los padres, las tareas y actividades de los hijos… El estado de alarma ha obligado a mantener a familias confinadas. Esto ha ayudado a hacer crecer la relación y el reencuentro entre familiares.

Según la Asociación Española de Pediatría y Atención Primaria (AEPap), la situación de encierro por la pandemia puede crear una sensación de ir cuesta arriba debido a la falta de actividad fuera de casa. Por ello, es importante tomar esta situación como una oportunidad para reforzar el vínculo familiar. Se pueden disfrutar de diferentes actividades juntos como: 

  1. Juegos de mesa: ayuda a aumentar las habilidades de comunicación, aceptación de reglas, desarrollar la paciencia y trabajar la concentración. Además, de aprender a ganar y perder de manera sana.
  2. Deporte: es normal liberar grandes cantidades de cortisol, gracias al estrés. Para combatirlo se necesita una dosis de endorfinas, hormona encargada de la felicidad junto con la serotonina, dopamina y oxitocina. Hacer ejercicios como zumba puede ayudar a mejorar la coordinación, aumentar la flexibilidad, corregir malas posturas y hacer reír.
  3. Conversar: nada ayuda más a una familia a crear mejores vínculos que la conversación. Los hijos pueden aprender de las experiencias de la juventud de los padres, y los padres conocer un poco más a sus hijos.

Menos contaminación 

Según la NASA, el confinamiento obligatorio por la pandemia del coronavirus ha tenido un efecto positivo en el planeta: reducir los niveles de contaminación del aire. La NASA ha registrado reducciones significativas de contaminación en las principales áreas metropolitanas del noreste de Estados Unidos.

Según el Centro de Investigación en Energía y Aire Limpio (CREA), las emisiones de dióxido de carbono en China han disminuido al menos en 25% del 3 de febrero al primero de marzo. Además, Los sismólogos están observando mucho menos ruido sísmico (vibraciones generadas por automóviles, trenes, autobuses y personas) y, por eso, la corteza superior de la tierra se mueve un poco menos.

En Barcelona, la contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2), el principal contaminante relacionado con el tráfico urbano, ha bajado entre un 70% y un 80% desde el 21 de marzo. Según un estudio de la Universitat Politècnica de València (UPV), la media en toda España es del 64%.

vista de la ciudad de Barcelona

Más unión

Durante estos días de confinamiento, son muchos los actos de bondad que se han ido multiplicando y los hemos podido ver gracias a las redes sociales. Desde músicos, actores y deportistas hasta empresas y personas corrientes. Todos han formado parte de un movimiento que suma acciones como:

  • La creación de máscaras caseras para aquellos que no tienen.
  • La donación de dinero para hospitales.
  • La donación de material para crear respiradores.
  • La ayuda a personas mayores para hacer el mercado por ellos y evitar riesgo de infecciones.
  • Los aplausos para todo el personal sanitario y voluntarios.

Muchas personas han decidido aportar su granito de arena de la manera que puedan. No hay gesto muy grande o muy pequeño, pero mutuo apoyo. En estos tiempos de incertidumbre la humanidad vuelve a ver uno de los principales rasgos que la definen: la empatía, que nace del griego “empátheia” y hace que las personas se ayuden entre sí. 

Deja un comentario