Zac Posen revoluciona el mundo de la moda

Zac Posen revoluciona el mundo de la moda

Carlos Enrique Waltemathe

Cada año los mejores diseñadores a nivel mundial se reinventan para vestir a los grandes de Hollywood en la Met Gala. Este año el diseñador de moda Zac Posen trabajó con GE Additive y Protolabs para crear piezas construidas y curadas por impresoras 3D, en vez de la ya habitual en estos eventos moda cosida por artesanos de confección tradicionales.

El tema de la gala de este año fue el «camp», un concepto que es un poco difícil de describir. Rinde homenaje a Susan Sontag y su ensayo de 1964, «Notas sobre el campamento», en el cual lo describió como el «amor de lo antinatural: de lo artificial y lo exagerado». El tema sirvió como un medio para impulsar la colaboración de los tres socios poco probables, pero Posen dijo que trabajar con la impresión ha sido algo que ha querido hacer toda su vida.

La actriz Nina Dobrev en su vestido transparente de impresión 3D en la Met Gala 2019 / Facebook

«Lo soñé, GE Additive lo diseñó y las modelos lo desfilaron”, dijo Posen en una entrevista a CNBC en su oficina de Nueva York. «Viajamos a Pittsburgh para ver una instalación de impresión y aprendimos sobre plásticos, polímeros y poliamidas y todos estos materiales diferentes», explicó Posen. «Entonces empecé a aprender con diferentes materiales lo que era posible, lo que no es posible. Y realmente la respuesta es, casi todo es posible”.

Pese a la innovación y el impresionante resultado, Posen reconoció que estos casos de impresión en 3D son la moda como una forma de arte, más que de una nueva forma estándar de confección de ropa y joyería, con la adopción masiva de la impresión en 3D en la moda todavía no, pero cada vez más cerca.

La modelo Jourdan Dunn (izq.) en su vestido de impresión 3D inspirada en los pétalos de una rosa y la actriz Katie Holmes luciendo un collar de Zac Posen con General Electric / Facebook

Por parte de GE Additive Brian Peters, Director de Marketing explica a CNBC que utilizan la impresión 3D principalmente para artículos como cabezas de putter de golf, aplicaciones aeroespaciales y médicas. «La impresión 3D es el tipo de tecnología de fabricación de más rápido crecimiento en cualquier lugar en este momento», añade.

Aunque no es probable que los consumidores puedan comprar un vestido personalizado impreso en 3D en una tienda en el futuro inmediato, todo apunta a que ya no es solo un sueño.

Sobre el autor

Carlos Enrique Waltemathe

Carlos Enrique WaltematheSoy estudiante de periodismo y ciencias políticas en la Universidad Abat Oliba CEU. Trabajo de coordinador en la agencia BCN Content Factory y redactor en el periódico comarcal El Llobregat. Adoro la moda, la música, el arte y la prensa rosa.

Ver todos los posts de Carlos Enrique Waltemathe

Deja un comentario