Duelo ajustado en las primarias demócratas de EEUU

Duelo ajustado en las primarias demócratas de EEUU

Las últimas victorias en las primarias demócratas del ‘resucitado’ Joe Biden complican a Bernie Sanders, que había comenzado siendo el favorito

Si uno lee los titulares que hablan de Joe Biden en medios nacionales e internacionales, muchos coinciden en usar una palabra: resurrección. El que fuera vicepresidente durante los ocho años de gobierno de Barack Obama resurgió de las cenizas para liderar las elecciones primarias demócratas. Y no es difícil explicar la sorprendente campaña del candidato nacido en Pensilvania.

Cuando Biden anunció su candidatura, su pasado parecía colocarle como principal favorito de cara a los comicios demócratas. Sin embargo, la gran estrella hasta la llegada del supermartes fue Bernie Sanders. El socialista consiguió atraer votos de sectores diversos y su fuerte campaña lo colocó como el favorito de los votantes. Por su parte, el exvicepresidente era sobrepasado por Pete Buttigieg y Elisabeth Warren, que aspiraban a competir con Sanders.

Un Lázaro americano

Lázaro resucitó gracias a Jesús, según el Evangelio. Y podría decirse que, entre otras cosas, Joe Biden resucitó gracias a Buttigieg. El exalcalde de South Bend se retiró de la carrera demócrata 48 horas antes del supermartes, víctima del ascenso de Sanders. La retirada de Buttigieg atrajo a una masa de votantes centristas, mucho más cercanos ideológicamente al exvicepresidente de Obama que al senador por Vermont.

“¡Estoy aquí para informaros de que sigo muy vivo!”, exclamó exultante Biden en su primer discurso tras el supermartes del 3 de marzo. Era consciente de que sus espectaculares resultados provocaban una remontada asombrosa. Y tras las elecciones del otro martes, el ‘Gran Martes’ del 10 de marzo, donde ganó en cuatro de los seis estados que votaban, ya no es el candidato sorpresa, sino el gran favorito de las primarias demócratas.

Biden es el líder de las primarias demócratas

Joe Biden en plena campaña / Facebook Joe Biden

Sanders no se rinde

“Hemos ganado el debate ideológico, pero estamos perdiendo el de la elegibilidad”, lamentó Bernie Sanders en una rueda de prensa sin preguntas. El senador por Vermont cree que es el líder ideológico de las primarias demócratas pero que esto no se traduce en resultados electorales.  Sanders lo justifica en un temor de los votantes demócratas de que un candidato con su perfil izquierdista no pueda competir con el actual presidente Donald Trump.

En cualquier caso, Sanders no piensa retirarse y espera la oportunidad de contrastar su programa con el de Biden. “Tengo ganas de debatir con mi amigo Joe”, manifestó en su primera aparición pública tras el supermartes. Queda mucho por jugar hasta la Convención Demócrata del 13 de junio, donde se decidirá finalmente quien se enfrentará al actual presidente Trump.

También hay una tercera en discordia que no está dispuesta a rendirse fácilmente: Tulsi Gabbard. Con un pasado como voluntaria militar y varias legislaturas como representante en el Congreso a sus 38 años, Gabbard sigue en carrera y, si bien su nominación es prácticamente imposible, la política nacida en la Samoa Americana planea explotar esta campaña en busca de popularidad.

No es algo nuevo en la política americana, y de hecho el propio Sanders lleva toda una vida persiguiendo la candidatura presidencial. Y antes de él, fue Hillary Clinton quien llegó a candidata presidencial tras varios intentos. Por lo tanto, si bien quedará fuera del duelo entre Sanders y Biden, Tulsi Gabbard es un personaje que dará de qué hablar en los próximos años.

Sanders no piensa rendirse

Bernie Sanders cuenta con el apoyo de diversas minorías / Facebook Bernie Sanders

Campaña del Coronavirus

El coronavirus ha trastocado los planes de los dos candidatos, que se han visto obligados a cancelar y posponer mítines, transformando sus actos de campañas en contenidos digitales con especial énfasis en las redes sociales. De hecho, el esperado debate entre ambos se celebró el domingo sin público.

El primer mano a mano entre ambos políticos dejó un titular clave: Biden elegirá a una mujer como vicepresidenta si es elegido candidato presidencial. Sería la tercera vez en la historia política estadounidense que una mujer acompaña al candidato presidencial del Partido Demócrata. También cuestionado al respecto, Sanders dijo que “probablemente” él también elegirá una mujer como candidata a vicepresidenta.

En una campaña opacada por el coronavirus, será clave la capacidad de Biden y Sanders de explicar sus programas electorales y conquistar el ‘centro’ político. Ante la unidad sin fisuras del Partido Republicano entorno a Donald Trump, los demócratas no tienen otra alternativa que ampliar su espacio electoral y atraer votantes de todos los grupos sociales. En tres meses podremos saber quién lo consigue con éxito.

 

Sobre el autor

Lucas Ramsés Cañete

Lucas Ramsés CañeteNací en Buenos Aires (Argentina), llegué a Cataluña en 2007 y con 14 años decidí ser periodista. He trabajado en BCN Content Factory y actualmente colaboro en la revista comarcal “El Llobregat”. Creo que el periodismo tiene que contar lo que pasa en el resto del mundo, pero también pisar la calle y explicar la realidad más inmediata.

Ver todos los posts de Lucas Ramsés Cañete

Deja un comentario