Actualidad gastronómica

¿Es miel todo lo que nos venden?

La fraudulenta situación de la importación de este producto aumenta y atemoriza a la industria apícola

Fotografía sacada de Pinterest
Un panal de abejas con gotas de miel / Pinterest
Avatar Lucía del Val

 

La miel es actualmente el tercer producto que más adulteración sufre en el mundo, con un 20% de su importación incumpliendo los mínimos de calidad exigidos y manipulando sus virtudes saludables. Una realidad que desvela que este alimento no se ajusta muchas veces a los estándares normativos y al cumplimiento de pertenecer a una variedad específica que cumpla con la norma de calidad relativa a este producto que aparece indicado en el BOE.

Los engaños más frecuentes suelen ser mezclas de miel con otros siropes, con azúcar de caña o de maíz. También, venden mezclas de miel falsificada procedente de China con otra europea de buena calidad. Han encontrado formas para esquivar los controles establecidos por países como Estados Unidos. ¿Cómo? Los bidones de miel adulterada parten de otros países en barcos con banderas de conveniencia.

Es un acto perverso para obtener un beneficio económico por una injusta manipulación de un manjar transformado en un jarabe que incumple con los estándares aceptados a nivel mundial. Existe un vacío legal, por ello el consumidor sigue pensando que todo lo que compra es 100% miel natural. A esto se le suma el daño que conlleva en los apicultores.

Cómo compararla

La miel es un alimento con un pequeño porcentaje de agua. Como es frecuente que en las adulteraciones se incluya azúcar, edulcorantes artificiales y agua, pero no es fácil distinguirla de la auténtica, existen técnicas que demuestran que no es miel pura.

La miel siempre cristaliza, en cuestión de días se produce su cristalización. Para comprobarlo, debe meter la miel en el frigorífico (temperatura fría)  y si es miel pura, su estructura  líquida se transformará en una textura densa. Si  compra un tarro que lo venden como “miel” pero no ha  adquirido esta estructura cristalina en unos días, es un fraude, no es miel.

Miel inpura
La miel no cristalizada, líquida/ Pinterest
Miel pura extrída de Pinterest
Resultado de la miel pura cristalizada/ Pinterest

En definitiva, la situación es insostenible puesto que en España se produce una de las mejores mieles del mundo y, aun así, la industria envasadora ha dejado de comprarla porque prefiere lucrarse de importaciones de baja calidad de terceros países por su bajo costo de producción.