Senderismo en Cataluña

5 espacios verdes imprescindibles en Manresa

La capital del Bages ofrece un entramado de rutas montañosas con panorámicas espectaculares de la comarca

Vistas de Montserrat, una de las zonas verdes para no perderse en el Bages
Vistas de Montserrat, la montaña más emblemática de Cataluña ubicada entre las comarcas del Bages, l’ Anoia y el Baix Llobregat/ Marta Jorge
Marta Jorge Marta Jorge

Ubicada en el corazón de Cataluña, Manresa es una capital de comarca con una gran variedad de senderos para disfrutar de magníficos paisajes. El abanico de rincones verdes que ofrece la ciudad es inmenso, por lo que hay una serie de rutas al aire libre que todo viajero amante de la naturaleza o del senderismo que pase por el Bages no puede perderse.

AULA NEWS se ha adentrado en esta comarca catalana y ha seleccionado 5 espacios naturales imprescindibles para conocer este paisaje natural a pie o en bicicleta.

Parc de l’Agulla

El Parc de l’Agulla es un complejo ubicado a las afueras de Manresa, cuyo elemento más característico es la presencia de un lago artificial. Fue construido a mediados de los años 60 como reserva auxiliar de agua para la ciudad en caso de problemas de suministro desde el canal de la Sèquia, su principal fuente de agua. Alrededor del lago hay un ecosistema formado por distintas especies de aves y peces, así como una arboleda que permite hacer un alto en el camino bajo la sombra.

El Parque de la Agulla en Manresa, una de las zonas verdes para no perderse en el Bages.
Lago artificial y parte de la arboleda del Parc de l’Agulla. Al fondo de la imagen, vistas de la montaña de Montserrat/ Marta Jorge

El perímetro del lago mide aproximadamente 1 km y está circunvalado por un ancho camino de tierra. El parque es un espacio lúdico para pasear, correr, hacer ejercicio en la zona de la arboleda o tomar algo en un bar que en el recinto con vistas al lago. Uno de los muchos atractivos que ofrece el parque para los amantes de la fotografía son las fantásticas vistas de Montserrat.

📍Cómo llegar:

🚶🏻‍♂️A pie: desde el centro son unos 40 min caminando.🚲 En bicicleta: desde el centro se tarda unos 12 min.

Camí de la Sèquia

El Camí de la Sèquia transcurre paralelo a la Sèquia, un canal medieval del siglo XIV de 26 km de longitud y mínimo desnivel. En la Edad Media este canal permitió resolver los problemas de sequía en la región y desde hace más de 600 años transporta el agua del río Llobregat desde el municipio de Balsareny hasta Manresa. El camino fue usado inicialmente para el mantenimiento de la infraestructura del canal, pero actualmente está perfectamente acondicionado para poder recorrerlo a pie o en bicicleta sin dificultad.

La Séquia es una de las zonas verdes más transitadas de Manresa
Camino y canal medieval de la Sèquia a la altura de Manresa, cerca del Parc de l’Agulla/ Marta Jorge

En homenaje a los constructores de la que se considera una auténtica obra de ingeniería hidráulica medieval, en 1985 se organizó por primera vez la ‘Transèquia‘, una marcha popular que recorre los 26 km del camino paralelo al canal desde Balsareny hasta el Parc de l’Agulla. En marzo de este año 2022 se celebró su edición número 38, en la que los participantes pudieron realizar el trayecto a pie o corriendo. La Séquia es casi un emblema en la comarca. Cambió sus cultivos en una época de intensa sequía dando vida a la ciudad a la vez que transformó su entorno natural. AULA NEWS recomienda recorrer cualquier tramo de la Séquia , tanto por su biodiversidad como para contemplar los bosques, humedales o arboledas de enorme belleza paisajística que forman parte de su entorno.

📍Cómo llegar:

🚶🏻‍♂️🚲 A pie, corriendo o en bicicleta: desde el Parc de l’Agulla hasta Balsareny hay unos 23 km que cada uno puede hacer a su ritmo.

❸ Aiguamolls de la Bòbila

Los Aiguamolls de la Bòbila son unos humedales de propiedad municipal ubicados en el municipio de Santpedor, a unos 9 km de Manresa. Tal como puede leerse en los letreros informativos colocados por el ayuntamiento en este espacio natural, su origen es consecuencia de la actividad industrial. En 1917 se instalaron allí hornos artesanales para la fabricación de ladrillos y tejas. Esta actividad obligaba a rebajar el terreno para obtener la arcilla que el negocio de la tejería (en catalán, ‘bòbila’) necesitaba. La superficie rebajada provocaba la inundación frecuente de los bajos de la fábrica por el agua que emanaba de un acuífero.

Tras el cese de la actividad de la tejería en 1982, el lugar sufrió una importante degradación. De hecho, se convirtió en un vertedero de todo tipo de residuos de origen urbano, agrícola, ganadero e industrial, que contenían metales pesados y otras sustancias tóxicas. Por ello, a mediados de los 90 el espacio fue por fin convertido en los actuales humedales gracias al saneamiento y restauración de la zona.

Historia dels aiguamolls de la Bòbila
Panel informativo de los Aiguamolls de la Bòbila que narra su origen e historia antes de que acogiera la antigua tejería/ Modificado por Marta Jorge

Actualmente estos humedales destacan por su biodiversidad. Aunque el nivel de agua es variable y depende de las lluvias, es difícil que se seque completamente. Esa humedad casi perenne permite identificar distintos tipos de especies tanto acuáticas como de aves, que con frecuencia aprovechan el humedal para hacer un alto en el camino durante sus procesos migratorios. Según datos de la Diputación de Barcelona, se han identificado más de 200 especies de aves desde que este rincón natural fue restaurado a mediados de los 90.

Los Aiguamolls de la Bòbila vistos desde la caseta de observación de aves/ Marta Jorge

En los Aiguamolls de la Bòbila habita una raza autóctona de caballos originaria de la Camarga francesa en la Provenza. Uno de los pilones informativos presentes en los humedales explica que los caballos de la Camarga suponen una herramienta de gestión sostenible y eficiente porque se alimentan de vegetación acuática y evitan la siega periódica mediante maquinaria agrícola. Además, la acción de estos animales genera distintos hábitats aumentando la riqueza de especies vegetales y animales.

📍Cómo llegar:

🚶🏻‍♂️A pie: desde el Parc de l’Agulla hay unos 4 km.🚲 En bicicleta: desde el Parc de l’Agulla hay unos 4 km.

La montaña de Collbaix

El Collbaix es una montaña de 543 m de altura que constituye todo un referente para los lugareños. Además de ser conocida como la cima más alta de Manresa, es un monte muy transitado tanto por excursionistas como por corredores de montaña o ciclistas. El acceso hasta las grandes rocas de conglomerado presentes en su punto más alto debe hacerse a pie. La montaña es un verdadero mirador de la Cataluña central, por lo que se ha convertido en un pico muy visitado por sus excepcionales vistas del pla del Bages que permiten contemplar Montserrat, el Montseny o la montaña de residuos salinos de Sallent, entre otros lugares de interés.

La cima de la montaña de Collbaix, el pico más alto de Manresa.
Cima de Collbaix al atardecer, con la estelada ondeando al viento y la montaña de Montserrat al fondo/ Marta Jorge

Hace años, el ‘Centro Excursionista de la Comarca del Bages’  colocó una estelada en la cima del Collbaix que ha sido objeto de múltiples ataques. De hecho, grupos constitucionalistas han quemado e incluso serrado el mástil para retirarla en varias ocasiones. Inmediatamente, grupos independentistas la han repuesto con rapidez para que ondee nuevamente en la cúspide de la colina. El mástil actual ha sido reforzado para frustrar todo intento de sustracción o manipulación.

📍Cómo llegar:

🚶🏻‍♂️A pie: desde Manresa se tarda alrededor de 1h 30 min caminando.🚲 En bicicleta: desde Manresa, son unos 35 min a través de algún sendero ciclable, pero hasta la cima hay que subir a pie.

La montaña de Montserrat

Una experiencia inexcusable para cualquier excursionista es acercarse desde Manresa hasta la montaña de Montserrat, un macizo rocoso emblemático en el corazón de Cataluña. Este monte se puede disfrutar desde múltiples senderos próximos. No obstante, hacerlo recorriendo la última etapa del Camino Ignaciano que une Montserrat con Manresa es una experiencia altamente recomendable. Más allá de lo espiritual, el atractivo paisajístico del recorrido es inmejorable.

Vistas de la montaña de Montserrat desde un tramo del Camino Ignaciano que une el monasterio con Manresa.
Panorámica de la montaña de Montserrat desde un punto del Camino Ignaciano que separa el monasterio de Montserrat del santuario manresano de ‘la Cova’/ Marta Jorge

AULA NEWS tuvo oportunidad de visitar la montaña en el contexto de la 7ª edición de la Marcha del Peregrino hace algunos meses, recorriendo los 25 km que separan el monasterio de Montserrat del santuario de ‘la Cova’ hasta el que llegó como peregrino San Ignacio de Loyola hace 500 años. Dicha ruta representa la última etapa del Camino Ignaciano y ofrece unas vistas difícilmente mejorables de Montserrat en un ambiente de auténtica paz.

📍Cómo llegar:

🟢 En 🚗 desde Manresa:

🏔 Opción 1: aparcar en Monistrol de Montserrat y subir hasta la abadía en el tren cremallera (el aparcamiento del cremallera es gratuito).

🏔 Opción 2: dejar el 🚗  en el aparcamiento del funicular de Monistrol y subir a la abadía en el ‘aeri de Montserrat’.

🟢 En los Ferrocarriles Catalanes 🚇: desde las paradas de Manresa-Viladordis, Manresa-Alta o Manresa-Baixador bajar en la parada de Monistrol de Montserrat. Allí tomar el tren cremallera para llegar a la abadía.

Una vez arriba iniciar los 26 km de la ruta a pie🚶🏻‍♂️ hasta el santuario de ‘la Cova’ en Manresa.

En ausencia de mar, la comarca del Bages es un paraíso para los amantes de la montaña que puede presumir de espléndidos espacios naturales. Cualquiera de ellos son un buen pretexto para la desconexión y el relax, escapando por unas horas del estrés propio de grandes ciudades como Barcelona. Tanto sus zonas verdes en excelente estado de conservación cercanas a Manresa como los montes algo más alejados son excelentes opciones para combatir el sedentarismo y disfrutar de un rato de ocio saludable.

Las 5 propuestas de AULA NEWS son una invitación para descubrir bajo el manto azul del cielo esas y otras áreas verdes de interés que esperan a ser visitadas desde el corazón de Cataluña.

Marta Jorge

Mi historia: érase una vez una médico inquieta cuya pasión por las letras la devolvió a las aulas para cursar un grado en Periodismo. Mi motor: el principio de curiosidad. Mis claves: tesón, pasión y rigor. Me interesa el bienestar y sumar años de calidad a la vida.